PROPIAS Y PRESTADAS

"En estos tiempos, lo fundamental para el ser humano es luchar contra el
aburrimiento"
Fernando Savater

lunes, 31 de octubre de 2016

POLLO AGRIDULCE II



Este pollo es bien saludable, y se prepara rápidamente

3-4 pechugas
1 pimentón verde
1 cebolla blanca grande

Para rebozar el pollo:
¾ de taza de maicena (fécula de maíz, corn starch)

Para la salsa agridulce:
¾ de taza de azúcar
½ taza de vinagre
2 cucharadas de salsa de soya
¼ taza de salsa de tomate kétchup
Sal
Ajo en polvo
1 cucharadita de maicena + 2 cucharadas de agua

Preparación:

Cortar el pollo en trozos

 En una olla se mezclan bien los ingredientes de la salsa, a excepción de la maicena con agua. Llevar a fuego. Cuando comience a hervir, añadir la maicena mezclada con agua, a fin de espesar. Cocinar a fuego bajo unos minutos.



Pasar el pollo por la maicena y sacudir el exceso.



Cortar el pimentón y la cebolla en trozos grandes



Un una cacerola grande, calentar suficiente aceite. Saltear el pollo hasta dorar. 



Añadir la cebolla y pimentón. Añadir la salsa agridulce. Cocinar hasta que el pollo no esté crudo por dentro.


Se acompaña con arroz blanco





SHEPPERD´S PIE: PURÉ DE PAPAS CON CARNE MOLIDA



Esta especie de pastel de carne es muy común en muchas regiones

Para la carne:

700 gramos de carne molida
1 cebolla blanca
1 pimenton verde
1 zanahoria grande
Perejíl fresco
Sal
Pimieta
Comino
Ajo en polvo

Para el puré de papas:
4 papas grandes
½ taza de leche
½ taza de mantequilla
Sal
Pimienta
Ajo en polvo
Queso parmesano rallado



Carne Molida: En un sartén sofreír cebolla, pimentón y zanahoria. Añadir la carne, sal, pimienta, comino, ajo en polvo por último, perejil fresco picado.

Aparte, se lavan y pelan las papas, se cortan en cuadros grandes y se cocinan en agua con sal, hasta ablandar. Se cuelan y se llevan a un bol: se añade la leche, mantequilla, toque de sal y ajo en polvo. Se tritura todo hasta volverlo un puré suave.


En una bandeja refractaria engrasada, se coloca una capa de puré de papas, una capa de carne, y una capa de puré para terminar. Se pone queso parmesano por encima y se lleva al horno a dorar.

-------------------------------------------------------------------------------------------------


POLLO CRISPY






En el plan de no desperdiciar nada de comida, no permitir bajo que ningún motivo que algo se eche a perder sin usarlo, preparé estas pechugas empleando una caja grande de “Corn Flakes” que ya llevaba un buen tiempo sin movimiento alguno en la despensa.

El detalle  de este plato es la marinada, que se hace con “Buttermilk” cosa que acá no se consigue, pero, como todo en la vida, tiene sustituto: leche con jugo de limón




Pechugas de pollo, o pollo en presas

Para marinar:
1 y ½ taza de “buttermilk” (abajo explico como se prepara el sustituto)
Sal
Pimienta
Cebolla en polvo
Ajo en polvo

Para empanizar:
¾ de taza de “corn flakes” ligeramente triturado en el procesador
¾ de taza de pan rallado
Al gusto:
Pimienta
Sal
Perejil u orégano seco
Ajo en polvo
Paprika

Las pechugas o las presas de pollo, se colocan en la marinada, preferiblemente de un día para otro, pero de no ser posible, vale por unas horas.






Precalentar el horno, y colocar papel de aluminio y engrasar una bandeja de hornear.

En un bol se mezcla el pan rallado y corn flakes con los condimentos. En un plato aparte se mezclan los dos huevos.

Se pasan las presas de pollo por huevo, luego por la mezcla de corn flakes.


Se llevan al horno por unos cuarenta minutos, o hasta dorar


-------------------------------------------------------------------------------------------------

"Ha sido mi experiencia, que gente que no tiene vicios tiene muy pocas virtudes."

Abraham Lincoln 


HUEVOS ENDIABLADOS




6 huevos
¼ taza mayonesa
2 cucharadas de relish
Sal
Pimienta
Perejil deshidratado
Paprika en polvo


Se cocinan los huevos, procurando que la yema quede dura



Al enfriar, retirar la cáscara y cortar por la mitad. Retirar con cuidado la yema y llevarlas a un bol. Añadir el relish, mayonesa, sal, perejil deshidratado, toque de sal. Se mezcla todo muy bien hasta formar una pasta.





Colocar la mezcla nuevamente en los huevos. Llevar un rato a la nevera antes de servir

-----------------------------------------------------------------------------------------------





lunes, 22 de agosto de 2016

FISH AND CHIPS CON SALSA TARTARA




Este domingo estuve con inspiración británica: compre unos filetes de corvina que, o no eran de corvina, o era una corvina bastante escuálida. El caso es que me parecieron muy finitos y se me ocurrió prepararlos rebozados, a fin de engañar a la vista y al estómago.
Siguiendo el plan de economía de guerra que caracteriza esta etapa de la vida nacional, primero freí las papas en abundante aceite, para aprovechar el mismo para freír el pescado.
Ingredientes para al “fish”:
1 kg de filete de pescado blanco (merluza, corvina, etc)
1 taza y media de harina de trigo
1 lata de cerveza
Sal
Pimienta
Aceite vegetal
Ingredientes para las “chips”
4 papas grandes
Sal
Aceite Vegetal
Ingredientes para la “salsa tártara”
Aceite vegetal (sería más o menos como una taza)
1 huevo
2 cucharadas de vinagre (un pequeño chorrito)
Sal
Pimienta
Ajo en polvo
Alcaparras
Perejil fresco
Cebollín


Precalentar el horno a fuego medio-bajo
Primeramente: se lavan muy bien las papas, se cortan en cuñas. Se calienta bien suficiente aceite y se fríen hasta dorar. Se elimina el exceso de aceite, colocándoles sobre papel absorbente y se conservan calientes en el horno.
Se prepara la batería: En un bol se coloca la harina, sal, pimienta, se añade la cerveza y se mezcla bien.
Se condimentan los filetes de pescado sal y pimienta
Se caliente el mismo aceite donde se frieron las papas. Se mojan los filetes en la batería y se fríen con cuidado, hasta dorar. Se escurren con cuidado y se llevan al horno un rato para estar seguros de que queden bien cocinados por dentro.
En ese momento se prepara la salsa tártara: En este caso la preparé con base de mayonesa casera: en el vaso del mixer, o de la licuadora, se coloca un huevo, el chorrito de vinagre, sal, pimienta y ajo en polvo. Se mezcla. Se añade el aceite en forma de hijo, mezclando, hasta que la preparación espese. Se añade el cebollín, alcaparras y perejil fresco
Se comen de inmediato, acompañando con la salsa tártara.


“En la mayoría de los casos la ignorancia es algo superable. No sabemos porque no queremos saber.”

Aldous Huxley






martes, 16 de agosto de 2016

RELISH DE PEPINO




Este relish va a pasar a ser uno de mis clásicos. Tal cual el bicarbonato de sodio, sirve para todo: para aderezar preparaciones, para perros calientes y hamburguesas, para carnes, ensalada de huevos….y hasta para las arepas.
Por ser mi primera vez, me parece que me faltó más azúcar, por eso coloco aquí las medidas tomadas de la receta original. La idea, según veo, es que es más azúcar que vinagre, o al menos, partes iguales. Otro detalle de última hora: la próxima vez añadiré ajo en granos, porque he visto ese ingrediente repetido en varias recetas de relish.

3 pepinos grandes
1 cebolla
1 pimentón rojo
1 pimentón verde
1 taza de Vinagre blanco (o ½ taza)
2 taza de Azúcar( o ¾ de taza)
1 y ½ cucharadita de maicena (Maizina Americana, cornstarch)
Sal
Pimienta
Jengibre
Semillas de cilantro
Nuez moscada
1 Cucharada de salsa de mostaza

Procedimiento:
El pepino se pela, se corta en dos longitudinalmente; y se le retira las semillas con ayuda de una cuchara pequeña.
Se coloca en el procesador el pepino, cebolla y pimentón y se corta bien fino. No deben quedar trozos grandes, pero tampoco deben quedar hecho un puré.
Se les pone abundante sal, mezclando bien. Se colocan en un colador a botar líquido por unas horas. En algunas recetas se remojan los vegetales en agua con sal aproximadamente por 1 hora, y luego se ponen en el colador.




Se disuelve la maicena en el vinagre. Se coloca en una olla, y se añade el azúcar, pimienta, jengibre en polvo, semillas de cilantro, y cucharada de mostaza, nuez moscada
Llevar a hervor, removiendo constantemente. Al comenzar a tomar consistencia de miel, añadir los vegetales, y cocinar por unos 10 minutos, removiendo.
Dejar enfriar y guardar en frascos de vidrio.

"No subestimes nunca el poder de la negación."

    De la película “American Beauty”

                                                             Leyendo....


lunes, 15 de agosto de 2016

PERNIL…PA’ LAS AREPAS!!!




Este método para cocinar pernil lo encontré en Pinterest, para variar….Se trata de una receta para preparar al cerdo “mechado”, para rellenar panes y arepas.

En la receta original, la bloguera lo prepara usando una pieza que se llama “shoulder”, que vendría siendo hombro, o paleta de hombro. La pieza que compré fue un trozo de pernil de 2 kilos y medio, tenía forma cilíndrica y en trozo de hueso en la mitad. Se parecía bastante a la pieza del tutorial que consulté. En fin, ambas piezas sirven.

Este método consiste en poner la carne en salmuera, lo cual hace quedar más jugosa y blanda. La salmuera, para el que no lo sepa, es agua con una alta concentración de sal disuelta. A esta agua salada, comúnmente se le añade azúcar, hierbas aromáticas, hoja de laurel, especias. La pieza se deja en remojo por un mínimo de 12 horas, aunque los entendidos aconsejan que no sea por menos de 24 horas.

Yo deje mi pernil de un día para otro, y los resultados fueron excelentes!

Ingredientes:
1 trozo de pernil de 2 y ½  kilos
    
     Salmuera:
Agua, 2 litros o la cantidad suficiente para cubrir la carne
½ taza de sal
Papelón rallado + azúcar, mezclar ½ taza
Hoja de laurel
Ajo en polvo (1 cucharadita)
Pimienta en polvo, o en granos (1 cucharadita)
Comino en polvo (1 cucharadita)
     
Adobo:
Ajo en polvo (1 cucharada)
Pimienta en polvo, o en granos (1 cucharada)
Comino en polvo (1 cucharada)
Pimienta (1 cucharada)
Papelón rallado + azúcar, mezclar ½ taza

Se mezcla el agua con lo demás ingredientes de la salmuera. Se coloca la pieza de cerdo en un envase con tapa, se cubre con el agua, y se lleva a la nevera por 12 horas como mínimo. Lo ideal es de un día para otro.
Precalentar el horno a 200° (fuego medio, aproximándose a fuego bajo: yo puse mi horno como en 170°)

Sacar el cerdo de la salmuera y secar ligeramente con papel absorbente o un paño limpio.

Llevar a una bandeja de hornear, engrasada, y hornear destapado a fuego medio-bajo.
El tiempo de cocción es una hora por kilo de peso, y quizás un poco más. En este caso, el pernil estuvo 3 horas en el horno y quedo perfecto.

Se debe medir la temperatura en la parte más gruesa del pernil,  con el termómetro de cocina. Al llegar a lo máximo, que son más de 170°, ya está listo.

Se apaga el horno, y se deja enfriar poco a poco, sin sacar del horno.

Con ayuda de un par de tenedores, se desmecha la carne.




"Y llegaste tú y me sorprendió
el poder que había en este amor
y llegaste tú una bendición
aún recuerdo el momento en que todo cambió ……”
         
          Canción “Y llegaste tú” de Sin Bandera



lunes, 1 de agosto de 2016

PEPERONATA


Esta receta me la dio mi prima Gisela. Ella la guarda en frascos de vidrio, en la nevera,  por algunos días

2 berenjenas
2 cebollas
2 pimentones de cualquier color
Aceite de oliva (como ½ taza)
Sal
Pimienta
Orégano seco
Ajo
Cilantro fresco
Perejil fresco



Precalentar el horno

Se corta la berenjena, cebolla, pimentón y en julianas.

Se colocan en un molde para llevar al horno. Se les pone por encima el perejil y cilantro.

En un bol se mezcla el aceite de oliva, sal, pimienta, ajo y orégano.
Se añade esta preparación a los vegetales.


Se tapa el molde con papel de aluminio y se lleva al horno, como 40 minutos. Cuando los vegetales se vean que ya están cocinados y han botado jugo, se retira el papel y se hornea unos minutos más, para que doren ligeramente.



“La persona que desea abandonar el lugar en donde vive no es feliz.”

  Milan Kundera

Leyendo....



CROQUETAS DE MOJITO


El llamado “mojito”, en Venezuela  es pescado desmenuzada (me gusta el de corvina, robalo), aunque también por ese nombre se conocen preparaciones de hierbas y vegetales, tipo chicichurris o pestos, para añadir a las carnes y otras preparaciones.
Estas croquetas son copiadas de recetas de croquetas de bacalao o croquetas de pescado, que parecen gustar mucho a los españoles.
La receta la preparé con mojito que se comercializa ya listo el pescado para cocinar. Sin embargo quedaría mejor comprando pescado entero y desmenuzándolo yo misma…para la próxima…
Estas croquetas las llevé al horno por dos razones fundamentales: La primera porque en estos momentos de escasez, inflación, especulación y otras calamidades de tipo bélico que atraviesa mi país, al aceite hay que darle un uso prudente. En segundo lugar, porque  no cocine el pescado de manera tal de eliminar la mayor cantidad de líquido posible, por lo cual la mezcla no me quedo con la consistencia apropiada para darle forma a las croquetas y poderlas freir.



800 gramos de pescado desmenuzado
Cebolla
1 cebolla blanca
1 pimentón verde
Cilantro fresco
Perejil fresco
Sal
Pimienta
Pizca de adobo
2 tazas de leche
3 cucharadas de harina, mas harina para rebozar
Pan rallado
2 huevos batidos

Sofreír la cebolla y el pimentón en suficiente aceite hasta marchitar, se añade el pescado. Se ponen los condimentos y se cocina bien.
Se añade la harina, mezclando bien, hasta que la harina se dore ( esto se hace rápidamente)
Se añade la leche, mezclando y se cocina hasta que la preparación se despegue del fondo de la olla. Esto quiere decir que está suficientemente espesa para preparar las croquetas.
Se deja enfriar.
Se les da forma de croquetas con las manos, del tamaño y figura deseadas. Se rebozan: Se pasan primero por harina, luego por el huevo batido y por último por el pan rallado.
Se colocan en una bandeja engrasada.(Yo le coloco papel de aluminio, engrasado con una brocha)

Se llevan al horno hasta dorar bien




“La verdadera bondad del hombre sólo puede manifestarse con absoluta limpieza y libertad en relación con quien no representa fuerza alguna. La verdadera prueba de la moralidad de la humanidad, la más honda (situada a tal profundidad que escapa a nuestra percepción), radica en su relación con aquellos que están a su merced: los animales.”
             Milan Kundera, “La insoportable levedad del ser.” 

Leyendo....