PROPIAS Y PRESTADAS

"En estos tiempos, lo fundamental para el ser humano es luchar contra el
aburrimiento"
Fernando Savater

sábado, 28 de junio de 2014

ARROZ FANTASIA


«El vino es la más sana e higiénica de las bebidas»

 Louis Pasteur
 
 

Las cantidades de todos los ingredientes depende, por supuesto, de la cantidad de arroz que se va a hacer. En esta oportunidad hice 4 tazas de arroz.

4 filetes de pechugas de pollo, picadas en cuadritos pequeños

3 tomates

2 pimentones verdes

10 ajíes dulces rojos

2 zanahorias

4 tallos de ajoporro

Cebollín

Sal

Pimienta

Ajo

Salsa Inglesa

Polvo de onoto

4 tazas de arroz

6 y ½ tazas de caldo de pollo

Se pone a calentar el caldo, sazonándolo con sal, pimienta, polvo de onoto, ajo, salsa inglesa y cubitos de concentrado de caldo. El sabor de ese caldo será el sabor del arroz.
 

Se procesan los vegetales, en cuadritos o “brunoise”.
 

En una olla o paila con tapa se calienta bien un poco de aceite, y se sofríe el pollo hasta dorar. Se retira y se reserva.

En ese mismo aceite se sofríen los vegetales. Se añade el pollo y el arroz, mezclando bien. (utilizo un tenedor para mezclar el arroz para evitar que se rompa o se empegoste)
 

Se añade el caldo. Se cocina destapado hasta que comienza a secar el líquido.

Se revuelve con cuidado, se baja a fuego mínimo y se tapa, hasta que el arroz quede blando.

 

PASTA CON SALSA CRUDA


"Prefiero los gatos a los perros, porque no hay gatos policía."

Jean Cocteau.
 
 

 

Esta receta es de Scannone, de El Placer de Comer.

1 y ¼ de taza de tomate picado

Hojas frescas de albahaca picaditas

Perejil picadito

Aceite de Oliva

Queso parmesano rallado

Sal, Pimienta y Ajo (el ajo es adición mía)

500 gramos de pasta corta cocinada “al dente”
 
 

Se cocina la pasta en suficiente agua con sal. Al estar lista se cuela y se reserva.

Aparte, en un bol, se mezcla el tomate, albahaca, perejil, aceite de oliva, condimentos y queso parmesano.
Se mezcla con la pasta y se sirve de inmediato

domingo, 22 de junio de 2014

CEBOLLAS GLASEADAS


"Mi gato nunca se ríe o se lamenta, siempre está razonando".

 Miguel de Unamuno.
 
 

Receta copiada al pie de la letra del libro “Mi cocina a la manera de Caracas” de Armando Scannone.

Voy a transcribir las cantidades que aparecen en la receta, pero, por supuesto, pueden variar de acuerdo a la cantidad y gusto.

1 kilo de cebollas pequeñitas

6 tazas de agua

3 y ½ cucharaditas de sal

4 cucharadas de mantequilla (yo las hice con aceite)

8 cucharadas de azúcar o miel (Yo utilicé mitad de azúcar y mitad de miel)

¼ de taza de vinagre

Salsa Inglesa

Pimienta

Sal
 

Se pelan y se lavan las cebollitas. Se lleva el agua con sal al fuego. Una vez que hierva se agregan las cebollas, se cocinan, tapadas, hasta ablandar pero todavía firmes por unos 15 minutos.
 

En una sartén honda se pone el aceite o mantequilla a calentar con el azúcar o miel. Al comenzar a dorar se saca del fuego y se añaden las cebollas, mezclando moviendo el sartén. Se lleva al fuego de nuevo y se añade el vinagre, salsa inglesa, pimienta y sal. Se cocinan destapadas hasta que glasean o se forma una miel espesa y dorada.